LIBROS. Digital y papel

No lo leas ahora

Marga Gil era una joven de 24 años amiga del matrimonio formado por Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí. En el Madrid del inicio de la II República era una prometedora escultora a la que la pareja había tomado cariño: pese a conocerse sólo de ocho meses atrás, la llamaban ‘la niña’.
El día 28 de julio de 1932 Marga Gil dejó una carpeta amarilla sobre el escritorio del poeta y le dijo:
−No lo leas ahora.
Busto de Zenobia.Después, abandonó la casa de la calle Padilla, se dirigió a su taller donde rompió las esculturas en las que estaba trabajando, salvo un busto de la propia Zenobia Camprubí, y, tras pasar por el Retiro, llegó en taxi a la casa de unos familiares en la localidad de Las Rozas. Allí se pegó un tiro.
La joven se había enamorado perdidamente del poeta y la desesperación la llevó al suicido.
En la carpeta amarilla había dejado varios poemas y escritos con la confesión de su amor.
…Y no me ves… ni sabes que voy yo… pero yo voy… mi mano… en mi otra mano… y tan contenta…
…porque voy a tu lado”.
Juan Ramón mandó instaló un mueble en su casa sobre el que colocó el busto de Zenobia esculpido por ‘la niña’, la única escultura de su estudio que Marga no destrozó antes de quitarse la vida.

Read more +

Dos escritoras y dos seudónimos

Uno de los motivos por los que una autora o autor puede usar un seudónimo es para permitirse un cambio de registro radical en su obra.
Después de escribir varias novelas exitosas y acostumbrar al público a un tipo de relato, puede resultar complicado presentar un nuevo libro que no tenga nada que ver con lo anterior. Ante esta tesitura se encontraron, cada una en su momento, Agatha Christie y J. K. Rowling.
Sí, las creadoras del detective Hercules Poirot y del mago Harry Potter dieron un enorme giro a su carreras como escritoras utilizando sendos seudónimos que les permitieron publicar las nuevas obras sin que nadie las relacionara con su producción literaria previa.  (más…)

Read more +

Del jorobado al Joker

Os contamos allá por agosto en este mismo blog las influencias que tuvo Arthur Conan Doyle para la creación del personaje de Sherlock Holmes. Hoy toca otra de influencias, en este caso de una que va de la literatura al comic, pasando por el cine.

Víctor Hugo

El de la foto, Víctor Hugo, el autor de ‘Los miserables’ y de ‘Nuestra Señora de París’ (ya sabéis, la de el Jorobado de Notre Dame), también cuenta entre sus obras con una novela publicada en 1869 bajo el título ‘El hombre que ríe’.

(más…)

Read more +

Los zapatos de Dorothy

Si nos preguntan por los zapatos que llevaba Dorotea Gale (o Dorothy, como prefiráis), la protagonista de ‘El Mago de Oz’, nuestra respuesta inmediata será que eran rojos, con lentejuelas además.
Poniéndonos en mayores explicaciones, añadiríamos que son unos zapatos que pueden llevarte de nuevo a casa si te has perdido, por muy lejos que te encuentres de ella.
Pero ese rojo no fue el color original de estos zapatos. Al menos, no los imaginó de ese color el autor de la novela, Lyman Fran Baum cuando publicó en 1900 ‘El maravilloso Mago de Oz’.  (más…)

Read more +