SERVICIOS EDITORIALES. Digital y papel

Neruda en verde

Pues resulta que el bueno de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, más conocido como Pablo Neruda, tenía una manía un tanto especial a la hora de escribir: el color de la tinta que usaba.
Porque el gran poeta chileno no usaba un color habitual. No era de negro, ni de azul… sus textos los redactaba a mano con tinta verde.
Fue una costumbre que mantuvo durante toda su vida y que hace de sus manuscritos unos documentos perfectamente identificables. En la imagen que abre esta entrada en el blog se puede ver una dedicatoria de su libro ‘Veinte poemas de amor y una canción desesperada’, acompañada de guirnaldas de flores, alguna flecha curvada, un pez, gaviotas… Es una dedicatoria para Ángel y Albertina desde Isla Negra, hogar del poeta.
Otro documento muy interesante manuscrito por Neruda en verde es la felicitación que envió a Salvador Allende una vez que éste lograr alcanzar la Presidencia del país de ambos. Es una carta escrita en septiembre de 1970 que se inicia con estas palabras:

“Querido Salvador: no he ido a felicitarte porque he estado felicitándome. Supongo que desbaratamos la conspiración. Esto prueba que hay que pegarles fuerte. Ya vendrá el momento”.

Felicitación de Neruda a Allende.

El momento vino, sí, pero cargado de plomo e ira.