SERVICIOS EDITORIALES. Digital y papel

Ortega y Gasset contra Beauvoir

José Ortega y Gasset puede pasar por el pensador más importante que ha tenido España en el siglo XX.

Resulta curioso repasar el artículo escrito por Álvaro Pombo en el que recoge las reflexiones de Ortega y Gasset sobre uno de los libros clave del feminismo de ese siglo. Nos referimos a sus reflexiones sobre el libro El segundo sexo, de Simone de Beauvoir.

Pombo nos pone en antecedentes al recordar que Ortega y Gasset considera que el hombre viene a ser una persona clara que sabe lo que quiere, mientras que la mujer viviría en perpetuo crepúsculo, por lo que sería constitutivamente secreta, siendo cada mujer, sobre todo, un secreto para sí misma.

Otras perlas de Ortega y Gasset que nos recuerda Pombo son que el cuerpo femenino es “desde luego (…) una forma de humanidad inferior a la varonil”, a lo que añade que “no existe ningún otro ser que posea esta doble condición: ser humano y serlo menos que el varón”.

Con estos planteamientos, ya nos podemos imaginar que el pensador español no recibiría con buenas palabras el libro de Beauvoir.

Se mete Ortega y Gasset en harina contra El segundo sexo y dice, en resumen, que Beauvoir confunde sus planteamientos sobre el hombre y la mujer… precisamente porque es mujer: la mujer es un ser sumido en la “confusión”.

En fin…