SERVICIOS EDITORIALES. Digital y papel

Un ejemplo de cómo elegir una portada de libro

No es cuestión de hacer aquí una de esas reflexiones sesudas sobre la importancia de elegir una buena portada para que un libro tenga una mínima oportunidad de ser comprado. Ya se sabe que a menudo un libro tiene solo un segundo de tiempo para llamar la atención de la persona que lo pueda comprar, y que ese segundo debe ser bien empleado mediante una portada atractiva y cuidada.

Se han escrito muchos artículos sobre cuánto importa y cómo debe elaborarse una buena portada. No es necesario insistir más.

Pero sí queremos dejaros un pequeño relato de un ejemplo concreto sobre la forma en que, llegado el caso, vamos elaborando una portada aquí, en Editorial TintaMala.

Se trata de la portada para la novela ‘Casi azul, casi triste’, una obra de próxima publicación de nuestro autor Julio Oliva, quien ya publicó con nosotros el libro de poesía ‘El silencio es otro abecedario’.

La novela ‘Casi azul, casi triste’ recoge una relación de amor con el trasfondo de un viaje a Uruguay. Así empezamos a plantear el concepto con un boceto primerísimo que hicimos llegar a Julio:

Él nos planteó que había pensado en una imagen aérea de Montevideo en blanco y negro. Como ya habíamos pensado en otra idea, antes de esa imagen aérea, le hicimos llegar esta opción:

En este caso, desentonaban los zapatos, porque la protagonista no se vestiría con ese tipo de calzado. Entonces le hicimos llegar esta opción, con una imagen aérea pero de todo el país, casi tipo imagen de satélite.

En este caso faltaba el componente urbano en la imagen y tampoco seguimos adelante con ella. En este punto, Julio nos propuso usar como imagen una obra de Richard Tuschman titulada Pink bedroom. Es esta:

Nos pusimos a la tarea y contactamos por correo electrónico con el autor. Sin ser una exageración, lo que nos pedía por el uso de la imagen excedía nuestro presupuesto, así que dejamos de lado esta opción.

Entonces recuperamos la idea de una imagen cenital de Montevideo. Julio nos pidió que fuera de alguna zona significativa de la ciudad como, por ejemplo, la plaza de la Independencia. Así que hicimos una prueba con una imagen de baja calidad:

En este caso, la portada le gustó un poco más, pero nos pidió una imagen en la que no apareciera ese edificio que está en medio. También nos propuso una nueva alternativa con un cuadro de Toulouse Lautrec, La Lavandera, que hubiera quedado así:

Como no acabábamos de ver claras estas dos opciones, volvimos a darle una pensada y salieron estas nuevas opciones.

Otra propuesta con un edificio de Montevideo (creemos que está también en la plaza de la Independencia):

Un par de propuestas de aeropuertos (los carteles de vuelo habría que cambiarlos y poner Montevideo como destino de salida o llegada):

Y una última propuesta centrándonos directamente en un avión:

Todavía no está tomada la última decisión, pero esta última portada, la del ala de avión, es la mejor situada en las apuestas.

Todo este jaleo de imágenes puede parecer un poco pesado… en realidad no. ¿Sabéis por qué? ¡Porque nos encanta editar y publicar libros!

Add reply

Deja un comentario