SERVICIOS EDITORIALES. Digital y papel

Los zapatos de Dorothy

Si nos preguntan por los zapatos que llevaba Dorotea Gale (o Dorothy, como prefiráis), la protagonista de ‘El Mago de Oz’, nuestra respuesta inmediata será que eran rojos, con lentejuelas además.
Poniéndonos en mayores explicaciones, añadiríamos que son unos zapatos que pueden llevarte de nuevo a casa si te has perdido, por muy lejos que te encuentres de ella.
Pero ese rojo no fue el color original de estos zapatos. Al menos, no los imaginó de ese color el autor de la novela, Lyman Fran Baum cuando publicó en 1900 ‘El maravilloso mago de Oz’.El autor los describió como zapatos de plata.

Lyman Frank Baum

El cambio entre libro y película se debe a los cambios tecnológicos que estaba experimentando el cine a finales de la década de los ‘30 del siglo pasado, en tránsito del blanco y negro hacia el color. ‘El Mago de Oz’ iba a ser la segunda película con tecnología Technicolor, que no estaba todavía bien perfeccionada, de modo que algunos colores no quedaban bien en pantalla.

El Mago de Oz

El productor de la película, Mervin LeRoy, apostó por el color rojo de los zapatos para que se vieran mejor. Según cuentan, estas peleas con la tecnología también supusieron que estuvieran una semana probando con diferentes tipos de amarillo para el camino de baldosas, ya que aparecían verdes en pantalla.
A pesar de ser una historia infantil, algunos encuentran cierta carga política de fondo, en la que el color plata de los zapatos tiene mucha importancia. Se dice que este cuento es una metáfora literaria del enfrentamiento entre el patrón oro y el patrón del bimetal que se dio en Estados Unidos con el cambio de siglo. La carretera de ladrillos amarillos puede interpretare como la falsa promesa del oro, mientras que la región, Kansas, sería el estado agrícola endeudado y los zapatos de plata serían el camino de vuelta a casa, la solución. ¿Qué podría ser Oz? Pues la medida de peso del oro (oz. = onza).